Vista aérea de la gran estructura que está siendo excavada, posiblemente un templo o un palacio. Foto: Dane Christensen. National Geographic.

Arqueólogos israelíes han descubierto con la ayuda de un dron lo que parece ser un templo o un palacio de 2.200 años de antigüedad construido por los edomitas, un antiguo pueblo que, según la tradición bíblica, es descendiente de Esaú, hermano de Jacob, considerado el padre del pueblo judío.

De acuerdo con Haaretz, el hallazgo se realizó en la región de Laquis, en una zona de entrenamiento militar. Los directores de la excavación —Oren Gutfeld, Pablo Betzer y Michal Haber— explicaron que el descubrimiento es raro debido a que se han encontrado muy pocas estructuras asociadas con los edomitas.


Dos altares de incienso utilizados en los cultos, hallados en una de las habitaciones del recinto. Foto: Michal Haber, Israel Antiquities Authority

Dentro de la estructura se hallaron dos quemadores de incienso en forma de altar, lo que sugiere que se trataría de un templo. Asimismo, se encontraron objetos de cerámica delicada, como cuencos pintados, jarrones de cuello largo y lámparas de aceite, posiblemente utilizados en la adoración. Algunos de esos objetos habían sido importados de Grecia.

Vasijas utilizadas en los cultos, halladas en una de las habitaciones del recinto. Foto: Clara Amit, Israel Antiquities Authority

Otros hallazgos dentro de la estructura son numerosos espacios subterráneos, utilizados como canteras, ‘mikves’ (espacios para baños rituales) o habitaciones para las prensas de aceite o palomares. A parte de esas salas, se descubrieron túneles secretos, en los que se escondían los rebeldes durante las revoluciones judías contra los romanos, explica Haaretz.

Los restos de la estructura indican que fue desmantelada intencionadamente, posiblemente por los asmoneos.Foto: Dane Christensen.

Especialistas creen que la antigua estructura pudo haber sido destruida en una de las revueltas de la región, posiblemente durante la conquista de los Hasmoneos en el año 112 antes de Cristo. Entonces, los lugareños se vieron obligados a convertirse al judaísmo, recuerda el periódico.

Fuente: RT.com |National Geographic | 1 de diciembre de 2017